Qué es el permiso de obra y cómo se consigue

La mayor parte de las reformas necesitan un permiso de obra

Qué es el permiso de obra y cómo se consigue

Las obras en pisos y casas son muy comunes y también muy sufridas para el resto de los vecinos, ¿sabías que es preciso obtener un permiso de obra para llevarlas a cabo? Te contamos más detalles sobre qué es el permiso de obra y cómo conseguirlo. ¡Toma nota!

¡Ojo! No vayas a empezar una reforma sin tener el correspondiente permiso, podrías exponerte a problemas vecinales y a multas por parte del ayuntamiento de tu municipio. Los permisos de obra nos dan la posibilidad de colocar en la vía pública un contenedor donde poder depositar los escombros que se vayan retirando de nuestra obra. Cada uno de estos permisos dependerá del consistorio del lugar al que pertenezca tu inmueble y del tipo de vivienda que tengas. De esta manera, cada permiso necesitará de una documentación y un importe en concreto.

Obras que necesitan un permiso

Existen tres tipos de reformas o actuaciones. Así pues, dependiendo del tipo de obra que se vaya a realizar necesitarás un permiso de obra o no. Por un lado, tenemos las obras exentas que, debido a su poca complejidad, no necesitan de ningún trámite ni de poner en sobre aviso al ayuntamiento. Por otro lado, existen las obras sencillas, donde sí es preciso contar con un trámite del ayuntamiento, pero no es preciso contar con la supervisión de un profesional tipo ingeniero o arquitecto. Son obras simples, de apenas unos días, en las que solo se necesita sacar los escombros a la calle. Y por último, las más aparatosas, las obras dónde se requiere supervisión y documentación. En este tipo de reformas es obligatorio contar con permisos específicos y supervisiones a más alto nivel.

Además, hay que tener en cuenta qué reformas vamos a realizar. Existen obras que modifican la distribución interior de una vivienda -donde es necesario volver a solicitar la Cédula de Habitabilidad-. Por otro lado, hay reformas que solo tienen que ver con la modificación de estructuras como pilares, vigas, paredes, muros de carga, suelo, techos o cubiertas. Además, existen otras obras relacionadas con la fachada, terrazas, balcones o patios, así como obras que aumentan la superficie inicial como los cerramientos.

Algunas reformas en viviendas también necesitan permisos

Coste del permiso de obras

Existen diferentes tasas dependiendo siempre del permiso que necesitemos. La tasa por prestación de servicios urbanísticos cubre el trabajo de la administración en la tramitación de la licencia y dependerá siempre del tipo de obra que vayamos hacer. Asimismo, tenemos el llamado Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que se corresponde con el 4% de la base imponible del presupuesto de la obra que se va a realizar.

Por último, tenemos el permiso de obra donde pagamos la tasa por utilización privativa del dominio público local. Este permiso es necesario cuando colocamos en la vía pública contenedores, andamios o maquinaria para llevar a cabo la obra. Su coste va en función de la importancia de la calle, no todas están valoradas igual (las más céntricas y concurridas son más caras). Además, habrá que tener en cuenta la superficie y el tiempo que se va a ocupar.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies