Qué máquinas para el asfalto utilizamos

Qué máquinas para el asfalto utilizamos

El asfalto es un tipo de pavimento que puedes ver a diario tanto en carreteras como en zonas pensadas para uso peatonal. Es un material que ofrece muchas posibilidades y que además cuenta con mucha resistencia y durabilidad. Es la mejor opción si quieres conseguir buenos resultados en lugares del exterior donde existe mucho tránsito.

Una de las ventajas del asfalto es que resulta especialmente fácil de colocar y cuenta con un secado rápido. En poco tiempo la superficie ya está preparada para ser usada. Esto también hace que su mantenimiento sea muy fácil y el coste sea bajo. Todo esto se consigue gracias a las máquinas para asfalto que se encargan de colocar este tipo de pavimento.

Seguro que viene a tu cabeza la imagen de la típica asfaltadora para carreteras. Este tipo de máquinas para asfalto son las encargadas de repartir el material de manera uniforme para que luego una apisonadora lo compacte y consiga una superficie regular. Para conseguir los mejores resultados, la asfaltadora debe mantener una velocidad uniforme para conseguir el mismo grosor durante todo su recorrido.

Esta máquina para el asfalto clásica, que se usa desde principios del siglo XX, ha sufrido todo tipo de avances que han provocado la versión actual que puedes encontrar en cualquier calle. En la actualidad consiguen una precisión asombrosa para modular el grosor de la capa que quieren aplicar.

Otro tipo de máquinas para el asfalto son las extendedoras que, como su nombre indica, sirven para repartir el pavimento de manera uniforme en una determinada superficie. Para eso usan varios sistemas como las rueda o las cadenas que le permiten realizar su función.

Las fresadoras permiten arrancar una parte del asfalto bien para retirarlo o para repararlo. También existen máquinas para el asfalto recicladoras. Para ello se pueden seguir varios procesos en los que el asfalto es sometido a determinadas temperaturas con el objeto de recuperar sus propiedades. Las cortadoras son un tipo de máquinas para el asfalto con el que se pueden hacer hendiduras que se pueden usar, por ejemplo, como juntas de dilatación.

Proceso de pavimentos de asfalto poroso en Elche

Máquinas para el asfalto para imprimir el pavimento

El asfalto impreso abre muchas posibilidades al uso de este material ya que ofrece texturas que se pueden usar en diversos ámbitos. Lo que se hace es imprimir diseños con los que se logra efectos estéticos sorprendentes. Para ello también se necesita contar con unas máquinas para el asfalto determinadas.

Para poder conseguir el efecto de asfalto impreso es necesario que el pavimento se encuentre a una temperatura elevada. Si el asfalto está recién aplicado se puede hacer sin problema. Pero si no es necesario calentarlo y para ello se puede usar una máquina de infrarrojos que consigue este objetivo de manera eficaz.

Cuando se alcanza la temperatura correcta se procede a usar una malla de acero o plástico de alta densidad con el diseño que se quiere aplicar. Para aplicarlo se usa un tipo de máquinas para el asfalto que cuentan con una placa vibrante reversible. Así se logra el dibujo deseado con calidad y precisión. Para conseguir determinados acabados también se pueden usar máquinas para el asfalto que consiguen el pulido de la superficie.

Con todas estas máquinas para el asfalto se puede conseguir mucha versatilidad en el uso de este tipo de pavimentos. Los resultados que se logran son increíbles y, además, se logran en poco tiempo. Si quieres conseguir un cambio de imagen en cualquier espacio y conseguir una superficie funcional estas máquinas para el asfalto serán tus grandes aliadas.