Cuando se trabaja al aire libre es normal que el trabajo que realizamos esté condicionado muchas veces por las inclemencias del tiempo. Da igual que sea un calor sofocante, que unas rachas de viento intensas o unas lluvias que pueden poner en jaque nuestras tareas...